25° Aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño

Hoy se celebra el 25° Aniversario de la Convención sobre los Derechos del niño (CDN), adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989. Desde Aldeas Infantiles SOS, queremos recorrer con ustedes el trabajo realizado en pos del bienestar de los niños en el mundo a partir de su ratificación.


La aprobación de la CDN constituye un hito en la lucha por la protección  y reconocimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, en tanto sienta las bases para el establecimiento de una ciudadanía plena, lo cual constituye una nueva relación social y jurídica entre el Estado, la sociedad y la infancia. Se trata de un primer paso hacia la instauración de los niños, niñas y adolescentes como sujetos de derechos a la par de adultos, una propuesta que pretende abandonar definitivamente la mirada que posiciona a los niños y adolescentes como objetos de intervención, con un rol pasivo.

Antes de la Convención, los niños, niñas y adolescentes no eran considerados como sujetos plenos de derechos, sino que existía una concepción de la infancia como “adultos en formación”. A lo largo de la historia, como consecuencia de esta concepción conservadora, niños y niñas han sido sometidos a las peores formas de abuso y explotación en todo el mundo.

Durante casi un siglo, estuvo vigente en América Latina una manera particular en la que Estado y sociedad civil miraban y trataban a niños y niñas: el modelo tutelar, el cual implicaba una forma de entender a los niños como “peligrosos”, a quienes había que “reformar”. Además, niños y niñas separados de su centro de vida eran alojados en macroinstituciones: pabellones donde dormían alrededor de 100 niños vigilados por una persona, identificados numéricamente por medio de medallas o distintivos y con uniformes.

En Argentina, el cambio de paradigma en materia de Niñez se inicia a partir del proceso democrático. A principios de la década del ’90, se cerraron las últimas macroinstituciones en el país. Este cambio se concretó con el diseño y construcción del sistema de protección, último gran avance materializado  con la sanción en el año 2005 de la Ley 26.061 de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes y su decreto reglamentario.

Sin embargo, más allá del carácter revolucionario de la Convención, para millones de niños de todo el mundo privados del cuidado parental o en riesgo de perderlo sigue habiendo una cuenta pendiente en relación al cumplimiento efectivo de sus derechos.

Como respuesta a esta necesidad especial, las Naciones Unidas celebraron la adopción formal de las Directrices sobre las Modalidades Alternativas de Cuidado de Niños y Niñas, en el año 2009. Estos postulados ponen énfasis en que todos los esfuerzos del Estado y la sociedad civil se dirijan a fortalecer a las familias para evitar la separación del niño o niña de su centro de vida. Sólo en casos en que tales esfuerzos no resulten fructíferos o la solución no sea la apropiada en cada caso particular, se debe plantear el cuidado alternativo como opción, respetando ciertos estándares que apunten a brindar un cuidado de calidad.

Desde sus inicios, Aldeas Infantiles SOS asumió el compromiso de abogar por el interés superior de los niños, niñas y adolescentes que se encuentren en situación de vulnerabilidad. Es por eso que celebramos el 25º aniversario de la Convención sobre los Derechos de niños y niñas, y reforzamos la apuesta por la garantía de derechos de aquellos privados del cuidado parental o en riesgo de perderlo. Somos una organización que creció basándose en el respeto por el niño, colocándolo en una posición central para el futuro de la sociedad, con capacidad de ser independientes y defensores de sus propios derechos.
 
  • Ir arriba
  • Recomendar
  • Imprimir