Cumbre 2015: La ONU plantea nuevas metas a cumplir al 2030

En el 2000, representantes de los Estados miembro de la ONU se reunieron para firmar un acuerdo sobre ocho objetivos a cumplir hasta el 2015. Hoy, quince años más tarde, se volvieron a reunir para identificar las problemáticas que aún quedan sin resolver.


En la Cumbre del año 2000, representantes de los 189 Estados que integran las Naciones Unidas, firmaron un acuerdo sobre ocho objetivos a cumplir hasta el 2015. Así, sumaron esfuerzos para luchar contra la pobreza y el hambre en el mundo, detener enfermedades como el VIH/SIDA, promover la igualdad entre hombres y mujeres y disminuir la deserción escolar, entre otras metas. Sin embargo, el avance sobre estas problemáticas y objetivos no han sido suficientes: en el mundo aún existe muchísima gente que vive en pobreza y desigualdad.

En función de esto, los Estados miembro se volvieron a reunir este año y plantearon los objetivos que se trabajarán en los próximos 15 años, del 2015 al 2030, a los cuales se les atribuyó el nombre de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
 

¿En qué consisten estos objetivos?

El documento final tiene 17 objetivos y 169 metas. Todos ellos tienen el fin principal de lograr un desarrollo sostenible, es decir, mejorar las condiciones de vida en el presente sin poner en riesgo los recursos de las generaciones futuras. Los más centrales son: acabar con la pobreza, acabar con el hambre, brindar salud y vida sana para todos, una educación de calidad, lograr la igualdad de género, energía moderna y duradera, trabajo digno, reducir la desigualdad, promover un consumo responsable, frenar el cambio climático, proteger el mar, la tierra y vivir en paz.

El conjunto de estos objetivos apunta a generar y promover un espacio de convivencia en paz no sólo entre los países sino también con la naturaleza. Desarrollo sostenible significa crecer pensando en los demás y respetando el medio ambiente. No es sostenible si gastamos todos los recursos que tenemos, dejando a las nuevas generaciones sin nada.

Para que esto sea posible, se deben hacer grandes cambios en la sociedad, transformándola en una sociedad más justa y equitativa. Para lograrlo, nuestros gobernantes tendrán que comprometerse, pero también debemos comprometernos nosotros.
 

Aldeas Infantiles se suma al cambio

El trabajo que realiza Aldeas Infantiles alrededor del mundo aporta al cumplimiento de los objetivos 2030 de las Naciones Unidas. En primer lugar, contribuimos a la reducción de la pobreza y a la mejora en la calidad de vida de cada niño y familia que se encuentra en situaciones vulnerables a través de capacitaciones a los adultos responsables en distintas áreas como educación, salud, trabajo y construcción.

En segundo lugar, nos aseguramos que cada niño y niña que participa de nuestros programas reciba un adecuado servicio de salud y un cuidado de calidad  para proteger su bienestar. Es importante que cada niño que se encuentre en una situación vulnerable, reciba la alimentación necesaria para crecer y desarrollarse en todo su potencial.

En tercer lugar, creemos que la educación es una herramienta fundamental para que cada persona pueda elegir sobre su propio futuro. Por eso, nos esforzamos por garantizar que cada niño y niña en situación de vulnerabilidad reciba una educación de calidad que le permita conocer y desplegar todo su potencial.

Por último, promovemos ambientes pacíficos e inclusivos, donde ningún niño o niña es víctima de violencia, abuso, explotación, negligencia o discriminación por cuestiones de raza, género, religión, discapacidad o cultura. En función de esto, abogamos por la implementación de leyes y prácticas que aseguren la igualdad de oportunidades y condiciones para niños y jóvenes que perdieron el cuidado familiar o se encuentran en situaciones de riesgo.

A través de los distintos programas y acciones que llevamos adelante, combatimos estas problemáticas que afectan a un gran porcentaje de la población. En el transcurso del último año, logramos brindar espacios de cuidado y protección a más de 1800 niños y niñas en función de promover y restituir sus derechos fundamentales. Seguiremos trabajando por esta línea, redoblando nuestro compromiso y manteniendo siempre el foco en nuestro interés principal: el bienestar del niño y la niña.
  • Ir arriba
  • Recomendar
  • Imprimir