La importancia de la familia para el desarrollo pleno de los niños

En el Día Internacional de la Familia, remarcamos la importancia de la misma para el desarrollo pleno de los niños, niñas y adolescentes y, desde Aldeas Infantiles, trabajamos para que cada familia brinde un entorno protector a cada niño y niña, donde puedan crecer sanos y fuertes.


La Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) describe a la familia biológica como el “grupo fundamental de la sociedad y medio natural para el crecimiento y bienestar de todos sus miembros, y en particular de los niños”. Así, atribuye la responsabilidad básica de los padres en la educación y crianza de sus hijos e hijas, y la responsabilidad de los Estados en garantizar a quienes así lo requieran las herramientas y recursos necesarios para que puedan desarrollar esta tarea.

En esta misma línea, la Asamblea General de Naciones Unidas celebra desde el año 1994 el día 15 de mayo como “Día Internacional de la Familia”, para crear una mayor conciencia respecto a la importancia de la misma en el desarrollo integral de los niños y niñas. Si bien en nuestro país  festejamos este día el tercer domingo de octubre, desde Aldeas Infantiles SOS nos sumamos a esta convocatoria y renovamos nuestro compromiso  para garantizar el derecho de los niños y niñas a vivir en familia.

Promover este derecho implica desarrollar distintas acciones que fortalezcan las capacidades  de los adultos para  garantizar un entorno afectivo  y protector. Desde Aldeas Infantiles SOS reflexionamos acerca de este día tan especial y redoblamos nuestra apuesta respecto a la importancia de integrar a las familias de origen de los niños , niñas, adolescentes y jóvenes que forman parte de nuestra organización para hacerlas partícipes activas del proceso de crecimiento y desarrollo  de los mismos

Entendemos que vivir en familia es uno de los derechos más importantes y todo niño, niña y adolescente debe poder  ejercerlo, salvo excepciones que pongan en riesgo su integridad y vulneran sus derechos. La familia debe ser  el lugar en el que los niños y niñas se  sientan  seguros, reconocidos, queridos. Actualmente existen diferentes conformaciones familiares; independientemente de quienes la integren, una familia  está compuesta por adultos que tienen la obligación de  asumir un  rol  de  cuidado  y protección de los niños y niñas quienes en su proceso de crecimiento requieren de una guía y protección especiales por carecer de herramientas necesarias para desenvolverse de forma autónoma.

Como organización dedicada a la protección integral de la niñez, en Aldeas Infantiles SOS nos preocupamos por  la restitución de los derechos vulnerados  de los niños y abogamos por ellos. La restitución del derecho a vivir junto a su familia  o en el marco de una nueva familia adoptiva, cuando no es posible el reintegro con la familia de origen,  es hoy parte central de nuestra labor. En este sentido, durante el 2015 fueron 30 niños y niñas que estando bajo nuestro programa de cuidado alternativo,  pudieron restituir su derecho a vivir en familia.

En cualquiera de los casos antes mencionados, nuestro compromiso es acompañar a los niños y niñas en este proceso para que puedan recuperar la confianza en el adulto,  establecer un vínculo que les permita revertir el estado de vulnerabilidad al que han sido expuestos y construir un futuro a partir del resguardo de sus derechos.


  • Ir arriba
  • Recomendar
  • Imprimir