19 de Noviembre: Día Mundial de la prevención del Abuso Infantil

La creación de ambientes protectores para la infancia, que ayude a prevenir y responder a la violencia, el abuso y la explotación, nos incluye a todos y todas. Una vez más, Aldeas Infantiles SOS aboga por que el compromiso con la protección de niños y niñas en la Argentina sea una realidad. Cada vez son  más los niños y niñas víctimas de violencia, y la aceptación social de la misma es tal vez el factor más determinante para lograr erradicarla de manera definitiva.

La violencia contra niños y niñas se presenta bajo diversas formas y depende de una amplia gama de factores, desde las características personales de la víctima y el agresor, hasta sus entornos culturales y físicos. Sin embargo, gran parte de la violencia ejercida contra los más pequeños permanece oculta por muchas razones. La más relevante es el miedo, el cual permite que los episodios sigan repitiéndose constantemente hasta su tardía detección.

Los niños y niñas más propensos a sufrir algún abuso son aquellos que por su edad, relación con el agresor (ya sea de confianza u autoridad), timidez u oportunismo, se presentan como más vulnerables.

El abuso reiterado produce una secuencia de comportamientos que pueden llamar la atención sobre quien está siendo víctima:

- El niño o niña guarda secretos: En la mayoría de los casos es la manera como el agresor manipula física y emocionalmente a la víctima, obligándolo a sentirse responsable o cómplice del hecho.

- El niño o niña se siente desprotegido: En muchas ocasiones la situación de desprotección la generan los padres, puesto que educan a sus hijos infundiéndoles la obediencia a otros  adultos.

- El niño o niña niega la situación: Por el miedo a hablar y por la desprotección que siente los niños desarrollan mecanismos de defensa como la negación o el aislamiento.

- El niño o la niña manifiestan el abuso: Se puede dar por varios motivos como por ejemplo el miedo a que sus hermanos o hermanas pasen por la misma situación o porque con el pasar de los años y teniendo mayor conocimiento sobre la sexualidad toma plena conciencia del carácter abusivo de ciertos contactos. En estos casos siempre créale al niño y tome medidas al respecto.

Ayudemos a detectar situaciones abusivas, ¡no nos convirtamos en cómplices!
  • Ir arriba
  • Recomendar
  • Imprimir