Talleres de autoprotección para los niños y niñas de Oberá

Con el lema “Mi cuerpo es lindo, es mío y de nadie más”, el equipo pedagógico de la Aldea Infantil de Oberá está realizando una serie de talleres de Autoprotección destinados a niños y niñas menores de 14 años. Los talleres comenzaron en el mes de marzo y se extenderán hasta  septiembre. El propósito de los talleres es enseñar a los niños y niñas sobre la importancia de prevenir y actuar frente a situaciones de riesgo, y a defenderse frente a potenciales agresores.

De los talleres participan alrededor de 35 niños y niñas de la Aldea, todos con mucho entusiasmo y ganas de jugar y aprender. En el transcurso de los meses se irán trabajando diferentes temáticas, tales como: autoestima y construcción de la identidad, Derechos de los niños y las niñas, concepción del cuerpo, su importancia y cuidado, entre otros. A partir de los últimos encuentros se desarrollarán temáticas más específicas, como las situaciones de riesgo y las reacciones de los niños y niñas ante cada una de estas, fortaleciendo así la construcción de conductas de autoprotección.

Para dar inicio al primer taller, los niños y niñas recibieron una invitación con dibujos, frases motivadoras y una clave secreta la cual tenían que saber para poder ingresar a la actividad. La primera experiencia fue muy divertida, todos llegaron con mucha curiosidad y ansiedad por realizar las actividades propuestas, además de cantar y jugar. En los primeros talleres se trabajó sobre el fortalecimiento de la autoestima y la importancia de reconocerse como niños y niñas. Tras haber jugado y aprendido, los niños comentaron “yo soy niño porque me gusta jugar a la pelota con mis amigos…”, “yo soy niño porque tengo derecho a ir a la escuela, a ser escuchado…”, “los niños no tenemos que trabajar, si podemos ayudar en las tareas de la casa…”. Con los aportes de todos se fue construyendo el concepto de niñez.

En los siguientes talleres se trabajó en la construcción apropiada del concepto: “Yo soy único y valioso”, con el objetivo de que los niños reconozcan el valor que tienen como personas, en su familia, entre sus amigos y en la escuela. Se realizaron diferentes actividades donde los niños tuvieron que reconocerse como únicos y especiales, reforzando en la importancia de valorarse a sí mismos y respetar a sus afectos. También se trabajó sobre la importancia de que los niños identifiquen los espacios seguros para divertirse y jugar.

Para finalizar, cada niño realizó un dibujito de los lugares que más les gustaban de la Aldea y todos se comprometieron a continuar cuidándose y cuidando a sus amigos, promoviendo sus derechos y responsabilidades, así como también el diálogo abierto con sus familias sobre todas estas temáticas.
  • Ir arriba
  • Recomendar
  • Imprimir