Una ayuda para Ecuador

El terremoto que sacudió las costas de Ecuador el 16 de abril de 2016 afectó a más de 100.000 personas, entre ellas a niños y niñas, quienes atraviesan hoy malas condiciones de vivienda, higiene y seguridad. Desde Aldeas Infantiles SOS Argentina, brindamos nuestro apoyo ante esta situación de emergencia, trabajando en conjunto con otros países.


El 16 de abril un terremoto sacudió la costa pacífica ecuatoriana, afectando principalmente la zona de Pedernales y Cojimíes, Provincia de Manabí. Hasta el momento, hay al menos 600 fallecidos, 40 desaparecidos y alrededor de 30.000 heridos.

En este contexto, a falta de viviendas y espacios protectores, aumenta el riesgo de que niños, niñas y adolescentes de la costa ecuatoriana enfrenten problemas de salud e inseguridad que atentan contra su integridad física y moral. Asimismo, pueden perder el cuidado de sus familias de manera temporal o permanente, debido a la muerte, desaparición o búsqueda de abastecimiento. Por su parte, los niños, niñas y adolescentes que participan de los Programas de Aldeas Infantiles SOS Ecuador, enfrentan distintos riesgos como derrumbes de techos y paredes, alambre de púas y cables eléctricos expuestos, debido a daños en la infraestructura, y ahogamiento por inundaciones o deslizamientos de tierra.

En este sentido, Aldeas Infantiles SOS Ecuador a nivel nacional ha coordinado acciones con los Directores de todos los Programas (Portoviejo, Esmeraldas, Guayaquil, Cuenca, Ibarra y Quito) y, junto con el Equipo Nacional de Protección Infantil, ha enviado  lineamientos para equipos técnicos y educadoras para el acompañamiento de los niños, niñas y adolescentes en todos los programas.  

Es ante esta situación de urgencia que nuestros compañeros de Ecuador han convocado a colaboradores de otras Asociaciones Nacionales a viajar a la zona afectada para brindar ayuda y contención a los niños, niñas y adolescentes que se encuentran atravesando situaciones de vulnerabilidad traumáticas. Así, desde Aldeas Infantiles SOS Argentina viajaron Máximo Agüero, Coordinador de Protección Infantil, y Santiago Arturo, Coordinador de Monitoreo, Evaluación e Investigación, quienes estarán en la zona afectada durante una semana y un mes, respectivamente.

Les deseamos mucha fuerza en este enorme y difícil desafío y esperamos que la situación mejore lo más pronto posible. Seguiremos apoyando a nuestros compañeros de Ecuador en todo lo que necesiten.
  • Ir arriba
  • Recomendar
  • Imprimir