Programas de jóvenes

Desde el momento en que un niño o niña es acogido en una familia de la Aldea, es guiado hacia la meta de transformarse en una persona adulta autónoma, armada de una actitud positiva ante la vida, para que se integre a su entorno social y se haga cargo de su sustento mediante su propio esfuerzo.

 

Los programas para jóvenes constituyen una parte esencial de nuestro modelo familiar. En esta etapa tienen la oportunidad de vivenciar experiencias que los ayudarán a desarrollar su personalidad y prepararse para su vida independiente. Los programas pueden incluir educación, formación profesional, capacitación, vivienda o programas de orientación.

Por otra parte, también la mamá acompaña este proceso, motivándolo y apoyándolo, ya que el vínculo madre-hijo se mantiene y fortalece a través de los años.

 

La tarea que las mamás llevan a cabo para que los jóvenes se hagan autónomos e independientes consiste en enseñarles a actuar de manera auto-responsable en la vida cotidiana. Es decir, que les brindan un apoyo a fin de hacer crecer su comportamiento autónomo, que comprende las siguientes áreas:

  • Formación e información sobre relaciones existentes en la vida adulta.
  • Encontrar un balance entre libertad, responsabilidad y obligaciones en todas las cuestiones personales (estudio, trabajo, ocio).
  • Economía doméstica y desarrollo de las capacidades prácticas necesarias para la vida diaria.
  • Trato con entidades de formación profesional, empleadores y autoridades.

Cuando los jóvenes ingresan en la vida profesional, los Programas para Jóvenes se preocupan de que éstos continúen avanzando hacia su independencia. Esto se realiza por medio de ayudas tales como:

  • Ahorro de una parte de sus ingresos con vistas a llegar a establecerse por su propia cuenta.
  • Información y apoyo en la búsqueda de una vivienda apropiada.
  • Apoyo para la instalación de la vivienda.
  • Información y apoyo en las gestiones necesarias con las autoridades.
  • Asesoramiento y apoyo en el aseguramiento del propio sustento.

En todo el mundo hay cerca de 10.000 jóvenes que viven en Programas para jóvenes.

 

  • Ir arriba
  • Recomendar
  • Imprimir