FILIAL LUJÁN – 14 junio 2019

Festival de cortos Shnit

¡En mayo, el festival Shnit llegó a Luján! El Shnit es un festival de cortometrajes que se realiza en varias ciudades del mundo. Nació en Suiza, hace 17 años, y hoy se encarga de proyectar los mejores cortometrajes en Tokyo, Bangkok, Ciudad del Cabo, Berna, Moscú, El Cairo, San José, y Buenos Aires ¡Y en Aldeas Infantiles SOS pudimos traerlo a Luján!

En la aldea acondicionaron el SUM, salón donde siempre se realizan talleres y reuniones, como una verdadera sala de cine. Con todo oscuro, con las butacas ordenadas y un buen proyector, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes se prepararon para la jornada de cine. Pero antes, faltaba algo importante, ¡el pochoclo! “¡Qué rico, yo lo quiero dulce!”, pedía Cristopher. En una gran olla de a poco se preparaba el pochoclo, que a medida que se calentaba iba haciendo su ruido tan característico.

Y ahora sí, cada uno con su bolsa de pochoclo, dulce o salado, según su preferencia, y vasos de gaseosa, se pusieron cómodos a disfrutar de las películas. En total eran cuatro: dos animadas y dos con actuaciones reales. El desafío era, además de disfrutar de las historias, ser jurados del festival. Cada niño contaba con un formulario para calificar las actuaciones, los guiones, la música. Angie, la organizadora, explicaba: “así son los festivales, el jurado mira varias películas, y al final de todo se eligen las ganadoras”.

Al final, entonces, con las opiniones de todos, se elegiría la mejor película. No hubo mucha discusión: a todos les encantó “Maracanazo”, una historia de amor que retoma la famosa final del mundial de futbol de 1950, cuando Uruguay, en un partido histórico, le ganó al local y gran favorito: Brasil.

“¡Yo conozco esa historia, lo leí hace poco!”, decía Fernando mientras miraba la película, “todos pensaban que iba a ganar Brasil, pero Uruguay, que iba perdiendo, lo dio vuelta al final y lo terminó ganando”.

El pequeño festival contó, también, con el director y la productora de dos de los cortometrajes. Asique después de las proyecciones, los dos pudieron contar algunos detalles de cómo fue la realización de sus películas. “¿Cuánto se tarda en hacer una película?” “¿Cómo hicieron esa parte?” preguntaban, curiosos, los chicos. Y así iban entendiendo un poco más sobre el arte del cine, en esta fría tarde de otoño y pelis, en Aldeas infantiles SOS Luján.