27 junio 2018

Jornada familiar en el Centro Comunitario “Sueños con futuro”

Compartimos un hermoso día donde hablamos sobre la problemática de la basura en nuestro barrio, los daños que ella trae para la salud de las personas y las dificultades de convivencia con nuestros vecinos. Además, aprendimos a preparar Compost.

JornadaCompost1.jpg

El día viernes 18 de mayo nos reunimos en el Centro Comunitario “Sueños con futuro” de la Filial Rosario para una nueva jornada familiar. Si bien los niños y las niñas ya estaban desde temprano, a las 13:30 hs. llegaron miembros de las familias para compartir la tarde. Trajeron mate, gaseosas, galletitas y la mamá de Kayla preparó un riquísimo bizcochuelo.

A la mañana temprano con Eve, Mia, Xiomi y Pico preparamos una “Rosca de aceite” para compartir también en la jornada, además de unos banderines para decorar el espacio.

Como era un hermoso día de sol, la jornada se desarrolló en el patio del Centro Comunitario.

En esta oportunidad, estuvieron presentes como invitadas Lida y Vivi de la Dirección General de Innovación y Calidad Ambiental de Distrito Oeste. Con ellos ya hace tiempo que trabajamos en relación al cuidado y mejora del espacio público, y la idea para este año es comenzar a concientizar sobre la problemática de la basura en  nuestro barrio, los daños que ella trae para la salud de las personas y las dificultades de convivencia con nuestros vecinos. Se quiere lograr el compromiso de todos para poder revertir esta situación.

Lida y Vivi, propusieron a las familias leer un breve texto y responder preguntas relacionadas a dónde y cómo tiramos la basura de nuestras casas, qué materiales podrían reciclarse y cuáles no, y cómo funciona el servicio de recolección en el barrio. Luego de responder las preguntas, se hizo la puesta en común y debate sobre las mismas. Hablamos de la diferencia entre basura y residuos y qué podría reciclarse.

Más tarde, las mujeres nos enseñaron cómo preparar Compost con algunos de los residuos que sacamos de nuestro hogar. Nosotros lo preparamos en un cajón de manzanas. Pusimos capas de tierra, hojas secas, restos de hojas de lechuga, cascara de papas, tomate y huevos, etc. Cada tres capas de cosas secas (hojas, tierra) va una de húmedos (cascaras de papas y de tomates por ejemplo). Nos dijeron que restos de comida elaborada no sirven para el Compost porque eso atraería roedores y otros bichos.

Una vez que el cajón quedó armado, lo ubicamos en una parte de nuestro cantero para poder seguir preparándolo día a día. El compost puede llegar a estar listo en dos o tres meses.

La jornada terminó con una merienda compartida.

En una próxima reunión, la idea es poder armar nuestro cantero para ya inaugurarlo.

Vivi y Lida se comprometieron a volver. ¡Qué bueno es poder trabajar juntos!

JornadaCompost2.jpg IMG-20180626-WA0012.jpg JornadaCompost.jpg